Napoleón Camacho Brandi / Maestro en Historia del Arte

Martes 18:00 - 21:00 hrs.

Inicio: 23 de enero 2018

Objetivo:

Este diplomado pretende robustecer la satisfacción que obtenemos al ver cine, al ampliar el horizonte de dicha experiencia estética a través de una comprensión filosófica de sus contenidos. En definitiva, el cine tiene la capacidad de convertirse en un instrumento formativo de carácter lúdico, donde las películas no acaban con los créditos, sino que pueden prolongarse y transformarse en fascinantes objetos de reflexión y conversación.

  1. Seven [Se7en] (1995), dir. David Fincher.

Texto para análisis: Freud, Sigmund; Lo ominoso, Obras completas vol. XVII, Amorrortu editores, Argentina, 2013.

“La apatía es la solución, es decir, resulta más fácil abandonarse a las drogas que enfrentarse a la vida, robar lo que uno quiere que ganárselo, pegar a un niño que enseñarlo. Por otra parte el amor requiere esfuerzo, trabajo.”.

¿Qué podemos aprender acerca de nosotros como humanidad del siglo XXI si nos diagnosticamos desde un fenómeno como el de los asesinos seriales? La ecuación entre asesinato y seriación son una mezcla muy particular que expresa cosas muy profundas acerca de la idea de mundo que construimos después de la ilustración y el romanticismo. El capitalismo, la globalización, la democracia, casi todos nuestros paradigmas culturales aceptan cierto nivel de interpretación y diagnóstico a través del esquema del asesino serial. Profundizar en la reflexión de nuestro tiempo nos invita a detenernos en estas figuras siniestras, que al mismo tiempo son temidas e idolatradas por las masas.

  1. Memento (2000), dir. Cristopher Nolan.

Texto para análisis: Nietzsche, Friedrich; Sobre la utilidad y el perjuicio de la historia para la vida, Biblioteca Nueva, España, 1999.

"Todos necesitamos los recuerdos para saber quiénes somos."

La memoria es un elemento fundamental para los seres humanos. En la medida que nos hallamos irremediablemente circunscritos por el tiempo, es decir, atados a un determinado transcurrir, nos abrimos hacia la dialéctica del cambio y la permanencia. Qué perdura, cómo perdura, qué se olvida, qué se abandona, a qué se renuncia, qué se descubre; todos estos factores sólo tienen sentido en la medida que pueden ser concebidos como una trama. De algún modo, la memoria es algo así como la unidad de medida de la identidad, empero, la memoria está tejida por la tensión entre dos fuerzas que, o bien nos arrastra hacia el pasado, impidiendo que el presente se despliegue a partir de razones adecuadas a su propia temporalidad, o bien, se desentiende más de la cuenta de los fundamentos de los que proviene el ahora, impidiendo así establecer coordenadas críticas para reflexionar.

  1. El secreto de sus ojos (2009), dir. Juan José Campanella.

Texto para análisis: Kant, Immanuel; Crítica de la razón práctica, Fondo de Cultura Económica, México, 2003.

Los principios éticos son un referente fundamental de nuestras acciones y sus significados. Aceptar o rechazar el principio regulativo de una acción, cuya suma concebimos como valores morales, van dotando de espesor nuestra identidad y nuestra historia como seres humanos, como individuos enmarcados por lo social y lo cultural, por la idea del bien y el mal, de lo justo y lo injusto, de lo cruel y de lo misericordioso. La depuración de nuestras vidas, tanto a nivel personal como a nivel colectivo depende en buena medida de un análisis crítico de los valores que definen la amplitud de nuestros horizontes de comprensión y de acción.

  1. Her [Ella] (2013), dir. Spike Jonze.

Texto para análisis: Henry, Michel; Encarnación: una filosofía de la carne, Editorial Sígueme, España, 2001.

“Nosotros estamos aquí brevemente, y en este momento quiero permitirme ser feliz.”.

La finitud y la corporalidad son dos de los grandes temas que desde tiempos inmemoriales han reclamado la atención del pensamiento. El problema oriundo a dichos temas se complica por la paradoja inherente a la contraposición entre inmediatez e inaprehensibilidad. Cuerpo y finitud son fenómenos definitorios de nuestra realidad vital, y sin embargo, la complejidad de sus implicaciones pareciera colocarlos en una suerte de situación metafísica que los purga de su mundanidad ¿Cuáles son entonces algunas de las reflexiones que nos permiten advertir la importancia de la finitud y de la corporalidad en la configuración de nuestro ser?

  1. Interstellar [Interestelar] (2014), dir. Cristopher Nolan.

Texto para análisis: Heidegger, Martin; Construir, habitar, pensar en Conferencias y artículos, Ediciones del Serbal, España, 1994.

“Antes mirábamos hacia arriba soñando con qué lugar ocuparíamos entre las estrellas. Ahora miramos hacia abajo, angustiándonos con qué lugar ocuparemos entre el polvo.”

Subsiste un vínculo muy peculiar entre fabricación, deterioro y sentido de pertenencia. Dicha tríada nos permite ponderar de un modo interesante nuestro lugar en el mundo, específicamente, nuestra lucha por perseverar dentro de una trama de cosas y de circunstancias  que nosotros mismos hemos implementado. Nosotros seres humanos habitamos el mundo en la medida que lo modificamos, y tales modificaciones están siempre mediadas por lo que pensamos acerca de la totalidad de lo real. La vida es de algún modo la lucha contra los abismos, y sus múltiples dimensiones se abren hacia esa posibilidad: los vínculos interpersonales como abismos, el quehacer intelectual como un abismo, el tiempo como un abismo, la promesa como un abismo, la soledad como un abismo.

  1. Inception [Origen] (2010), dir. Cristopher Nolan.

Texto para análisis: Jung, Carl, Gustav; Los arquetipos y lo inconsciente colectivo en Obras completas vol. 9, Editorial Trotta, España, 2010.

“Los sueños nos parecen reales mientras los tenemos ¿no? solo cuando nos despertamos, nos damos cuenta de que algo no cuadra. Deja que te haga una pregunta, tu nunca recuerdas el principio de un sueño ¿verdad? Siempre te ves ahi de repente en medio.”.

Existe un sustrato común a los seres humanos de todos los tiempos y lugares del mundo, constituido por símbolos primitivos con los que se expresan diversos contenidos de la psique, y que rebasa lo que comúnmente se denomina como la facultad de la razón. Lo inconsciente colectivo trasciende lo inconsciente personal, y, en ese sentido, es una base peculiar para estudiar y entender el fenómeno de la intersubjetividad.

  1. Gone girl [Perdida] (2014), dir. David Fincher.

Texto para análisis: Foucault Michel; Hermenéutica del sujeto, Fondo de Cultura Económica, México, 2002.

“Cuando pienso en mi esposa, siempre visualizo la parte posterior de su cabeza. Me veo a mí mismo rompiéndole el cráneo, hurgando en su cerebro, intentando obtener respuestas.”.

El poder no puede ser localizado en una institución o en el Estado; por lo tanto, resulta equívoco caracterizar al poder como un objeto capaz de ser enajenado, arrendado, poseído, de ahí que el poder no pueda tomarse, sino que responde más bien a una caracterización en términos de un ejercicio. El poder político no debe concebirse como un objeto que el individuo cede a una autoridad, sino que es una relación de fuerzas, una situación estratégica en una sociedad en un momento determinado. Por lo tanto, el poder, al ser resultado de relaciones, está en todas partes. El sujeto está atravesado por relaciones de poder, no puede ser concebido como algo independiente a ellas. El poder no sólo reprime, sino que también produce: produce efectos de verdad, produce saber, hegemonía, normalidad, etc.

  1. The perks of being a wallflower [Las ventajas de ser invisible] (2012), dir. Stephen Chbosky

“Querido amigo, siento no haberte escrito en algún tiempo, pero es que he estado intentando fervientemente no ser un perdedor.”.

Texto para análisis: García Lorca, Federico; Juego y teoría del duende, Editorial Nortesur, España, 2010.

La juventud siempre ha sido una fuerza envuelta por la fascinación, tal vez porque es un guiño de lo que para nosotros marca la entrada simbólica hacia la inmortalidad, hacia lo que nunca se marchita y, por ende, perdura. Como una etapa de la vida, la juventud suele ser el pináculo de nuestras posibilidades y de nuestro vigor, es el momento en que futuro y presente arden con mayor intensidad. Por eso, la juventud como arquetipo de la belleza y de la creatividad está emparentado con la juventud ¿qué significa ser joven? ¿por qué nos cuesta tanto trabajo ceder a la vejez?

  1. Carandiru (2003) dir. Héctor Babenco.

Texto para análisis: Arendt, Hannah; La condición humana, Paidós, España, 2011.

Las cárceles son un reflejo exacerbado de las herramientas éticas (tanto benévolas como destructivas) que ocupamos como especie para convivir. En las circunstancias específicamente álgidas de las cárceles, la condición humana se vuelve un lienzo de colores vivos a través de los que podemos entender con mayor nitidez nuestra forma de ser en el mundo. Desde los abusos, la indiferencia y la crueldad, hasta el amor, la esperanza y la solidaridad, las cárceles son parajes en donde podemos observar nuestra humanidad en toda su crudeza.

  1. Jagten [La caza] (2012) dir. Thomas Vinterberg.

Texto para análisis: Anatrella, Tony, La diferencia prohibida, Ediciones Encuentro, España, 2008. (desde pag 226)

¿Qué sucede cuando la palabra de un niño confronta la palabra de un adulto en la lucha por la verdad? Muchas veces las disputas respecto a la verdad no se resuelven a partir de evidencias, sino de prejuicios. Las incógnitas que a veces no pueden resolverse de forma transparente y conclusiva acaba siendo resueltas por una suposición, misma que, en sociedades preocupadas por el bien y la justicia, tienden a favorecer a los menos desaventajados, sin importar que el otrora ocupante de una posición ventajosa esté siendo injustamente perseguido y lastimado. A veces lo que las sociedades necesitan es un sacrificio de tal magnitud que opaque la incomodidad producida por la incógnita.

  1. Lincoln (2012) dir. Steven Spielberg.

Texto para análisis: de la Boétie, Étiene; El discurso sobre la servidumbre voluntaria, Utopía libertaria, Argentina, 2008.

Buena parte de la historia política de la modernidad desde la ilustración hasta nuestros días ha girado en torno al problema de la inclusión, de la libertad y de la justicia. La constelación formada por esos tres conceptos es lo que atribuye a las democracias su legitimidad particular, puesto que la participación de la pluralidad en la deliberación de la ley o de políticas públicas tiende a superar las diferencias y la marginación. La democracia es en cierto sentido la historia que narra la lucha por los derechos ¿Para qué deseamos la libertad y cómo es posible que los desposeídos la obtengan?

  1. The purge [La noche de las bestias] (2013) dir. James DeMonaco.

Texto para análisis: Hart, Herbert, Lionel Adolphus; Teoría general del derecho, UNAM, México, 1972.

¿Quién y cómo se distingue entre lo lícito y lo ilícito? ¿Cuál es la relación entre lo justo y lo legítimo? No cabe duda de que el derecho es siempre un ejercicio de la fuerza, en la medida que contempla la coerción para asegurar el cumplimiento de la ley, ya como castigo a un desacato o como el mandato ineludible para la reparación de un agravio. Uno de los problemas fundamentales del derecho estriba en la razón por la cual se vuelve operativa la obediencia. Las potestades, que no pueden clasificarse como normas de carácter negativo, pues no prohíben ni sancionan, aglutinan un conjunto de derechos que nos permiten entender la ley de un modo más profundo.

  1. Detachment [El profesor] (2011) dir. Tony Kaye.

Texto para análisis: Freire, Paulo, La educación como práctica de la libertad, Siglo XXI, España, 2007.

¿Cómo crear la situación para que nos asalten ideas que nos obliguen a pensar lo que nunca habíamos pensado? ¿Cómo mantener encendido ese deseo de comprender qué es el mundo y hacerlo circular dentro y fuera de las escuelas? Los espacios de la educación formal se están convirtiendo en un espacio de circulación en el que no se espera hacer experiencia de nada, sino adquirir “competencias”. Esto no funciona en el caso del pensamiento crítico. Y entonces lo que se crea es una extraña situación en la que nadie sabe muy bien qué hace allí. La educación debe ser mucho más que una plataforma para mejorar nuestras expectativas económicas, debe dejar de ser una obligación para convertirse en algo más significativo.

  1. Doubt [La duda] (2008) dir. John Patrick Shanley.

Textos para análisis:

Nuestro mundo social se nutre de percepciones. Lo que hacemos o dejamos de hacer está siempre sometido al escrutinio de los que nos rodean. El éxito o el fracaso de nuestras empresas depende en alguna medida de la recepción que la opinión pública adopta respecto a nuestras acciones, la aprobación o desaprobación de nuestras decisiones a veces no depende de los hechos que de ellas se desprenden, sino del juicio que la masa puede llegar a compartir; en ocasiones compagina con la dignidad o indignidad de los hechos, y a veces difiere de lo que en sentido estricto puede observarse.

  1. Låt den rätte komma in [Déjame entrar] (2008) dir. Tomas Alfredson.

Texto para análisis: Lévinas, Emmanuel; Humanismo del otro hombre, Siglo XXI, España, 2005.

La alteridad es fundamental para nuestra realidad humana. La riqueza de la sociedad radica en la heterogeneidad, pues de ella depende el alcance de nuestros horizontes de comprensión, mismo que a su vez son horizontes de tolerancia y de apertura. La soledad y la marginación son circunstancias provocadas por un determinado canon de normalidad, y expulsa de su marco todo lo que es diferente. Habitar en los márgenes resulta sin embargo provechoso en la medida en que ofrece un espacio de posibilidad para los que no tienen parte dentro del reparto de la normalidad puedan encontrarse.

  1. Relatos salvajes (2014) dir. Damián Szifrón.

Marcuse, Herbet, Eros y civilización, SARPE, España, 1983.

Dentro de los seres humanos coexisten dos tipos fundamentales de fuerzas: unas creadoras y nutricias que permiten fundar y preservar, otras destructoras y oxidantes que clausuran y transforman. El problema usual con esta división es que no suele entenderse la importancia que subsiste entre la relación entre lo creador y lo destructor, y ello ha conducido a generar cierta confusión que a veces nos hace intercambiar una fuerza por otra, o bien, no nos permite reconocer el valor que puede llegar a tener la destrucción como fase de la creación, o viceversa. En ocasiones la desesperación y la impotencia pueden llegar a convertirse en fuerzas reivindicadoras que inevitablemente terminan destruyendo algo para inaugurar espacios que puedan ser intervenidos por algo mejor, o tal vez peor, tal es el precio de la libertad.

Contacto
Nombre*
Apellido*
Teléfono*
Correo Electrónico*
Nivel Académico
Curso o Diplomado de Interés*
Comentarios